Cake Pops de Halloween

Cake Pops de Halloween

22 Oct Cake Pops de Halloween

Hoy te traemos un nuevo post con un tutorial de lo más divertido, para hacer unos Cake Pops de halloween con monstruitos que gustarán a pequeños y mayores. En los últimos días ya hemos ido viendo algunas ideas para celebrar Halloween, y en estas dos semanas que faltan todavía vamos a ver alguna más… ¡ya verás qué cosas tan chulas estamos preparando!

Cake Pops de Halloween

 

Los Cake Pops son uno de esos dulces que dan miedo, sobre todo a los menos experimentados en repostería, ya que siempre leemos por ahí lo difícil que es que no “se suiciden” cayéndose del palito… Pues nada más lejos de la realidad. Conseguir que se queden en su sitio y aguanten perfectos es súper sencillo si sabes cómo, así que hoy te vamos a dar los trucos para hacer unos cake pops perfectos y vamos a ver cómo decorarlos paso a paso. ¡Se acabó el miedo a los cake pops! Ya verás como cuando los hagas y veas que te salen bien, les cogerás el gustillo y no podrás parar de hacerlos…

 

Cake pops de Halloween

Para los cake pops:

– Bizcocho del sabor escogido (unos 300gr.)
– Frosting a nuestra elección (2 cucharadas)
– Candy Melts® Verde Pistacho
– Gotas de Manteca de Cacao FunCakes®
– Palitos de cake pops
– Fondant blanco para los cuernos y colmillos
– Glasa real negra para la boca
– Ojos de azúcar

1. Primero de todo, desmigamos bien nuestro bizcocho. Ya ves que los cake pops son una solución ideal cuando tienes restos de una tarta que aprovechar, o te han salido muchos cupcakes y no sabes qué hacer con ellos. Son una receta de aprovechamiento ideal. Si no tienes nada que aprovechar, puedes hornear unas bolitas de bizcocho con tu receta preferida, o comprar un bizcocho ya hecho y desmigarlo igualmente.

Una vez desmigado, añadimos 2 cucharadas del frosting que queramos: buttercream, frosting de queso… también podemos añadir directamente 2 cucharadas de queso mascarpone o queso cremoso tipo Philadelphia®.

Cake Pops de Halloween

2. El siguiente paso es mezclarlo todo muy bien, con una cuchara o con los dedos, hasta que tengamos una masa que se puede modelar. Cuando la tengamos lista, hacemos bolitas del tamaño de una nuez más o menos, y las colocamos sobre papel de horno. Refrigeramos las bolitas durante unos 30 minutos para que se solidifiquen.

Cake Pops de Halloween

3. Llega la hora de poner los palitos a nuestros cake pops. ¡Ya verás qué divertido! Primero, vamos a derretir el chocolate. Podéis derretirlo al baño maría, o en un cuenco con mucho cuidado en el microondas. Yo he utilizado Candy Melts® de color verde pistacho, y para fundirlo, unas gotas de Manteca de Cacao FunCakes®, que nos ayuda a tener un resultado más brillante y fundente. Introducimos esta mezcla en el microondas a potencia baja en tandas de 8-10 segundos, sacando y removiendo el chocolate entre cada tanda para que enfríe ligeramente y evitar que se nos queme.

Cake Pops de Halloween

4. Con el chocolate ya derretido, sacamos las bolitas de la nevera y mojando el palito en el chocolate, lo clavamos hasta llegar aproximadamente al centro de la bolita, hundiéndolo entre 1 y 2 cm. Una vez hayamos hecho el agujero, sacamos el palito, volvemos a mojarlo generosamente en el chocolate derretido y lo colocamos de nuevo en el agujero, así conseguiremos que nos quede una parte de chocolate por fuera de la bolita, sujetándolo mucho mejor.

Cake Pops de Halloween

5. Cuando tengamos todas las bolitas con su palito colocado (aquí veis perfectamente cómo queda un poquito de chocolate por fuera de la bolita, para sujetarlo bien) las ponemos en la nevera, y dejamos enfriar durante 1 a 2 horas, hasta que el chocolate se haya solidificado y notemos que los palitos están bien fijados. ¡Sin miedo!

Cake Pops de Halloween

6. Ahora sí… ¡ya tenemos los palitos bien fijados! Vamos a darle un golpecito de calor al chocolate en el microondas, que seguramente se nos habrá solidificado un poco,  y lo removemos con cuidado. Ahora sí, cogemos los cake pops y los bañamos en el chocolate, sumergiéndolos en él hasta cubrirlos por completo. Rápidamente los sacamos del chocolate y los ponemos en posición horizontal, paralelos a la mesa de trabajo, para que vayan soltando por sí mismos el exceso de chocolate.

Cake Pops de Halloween

7. Vamos girando los cake pops entre los dedos, sujetándolos por el palito, para que suelten el exceso de chocolate. Con mucha paciencia, y dando de vez en cuando suaves golpecitos con el palito sobre el bol, hasta que queden bien cubiertos. Cuando estén escurridos, los clavamos en posición vertical (en un dummie o un corcho) y los refrigeramos durante una hora, para que el chocolate se vuelva a solidificar.

Cake Pops de Halloween

8. Una vez se hayan enfriado, sacamos los cake pops y repetimos la operación, dándoles una segunda capa de cobertura de chocolate, así nos quedarán con un efecto mucho más uniforme y bonito. En cuanto los tengamos escurridos y antes de volver a enfriar, les colocamos un ojo de azúcar. Los ojos de azúcar se pueden comprar ya hechos o hacerlos con dos bolitas aplastadas de fondant, una más grande de color blanco, y otra más pequeñita de color negro. Cuando pongamos el ojo, los refrigeramos de nuevo.

Cake Pops de Halloween

9. Mientras los cake pops se enfrían, vamos a preparar las decoraciones que nos faltan. Para dibujar la boca, preparamos un poco de glasa real negra y la ponemos en una manga con una boquilla del nº 1. También preparamos unos cuernos con fondant blanco.

Cake Pops de Halloween

10. Con la manga pastelera dibujamos la boca de los monstruos. La hacemos irregular, para que parezcan más divertidos. También podemos ponerles una virutita de fondant blanco o un fideo de azúcar pegado en la glasa, como si fuesen colmillos 🙂

Para pegar los cuernos, simplemente bastará con mojarlos en un poco del chocolate derretido que nos ha quedado. Los colocamos rápidamente sobre las cabezas de los monstruos y ponemos unos minutos en la nevera, para que se solidifique el chocolate y se queden fijados. Una vez estén pegados, ¡nuestros cake pops estarán listos para disfrutar!

Cake Pops de Halloween

 

Ya habéis visto que el paso a paso es muy fácil de seguir, y si vamos con cuidado, los cake pops saldrán perfectos y ninguno se suicidará. Un truco que podéis utilizar también para conseguir mayor adherencia de las bolitas a los palitos, es utilizar en vez de palitos de plástico, otros que sean de bambú (como los de las brochetas de cocina) o de papel (como los de las piruletas de toda la vida). Al ser más porosos, el chocolate se queda mejor fijado en ellos y hay menos posibilidades de que se caigan o se despeguen los cake pops.

 

Cake Pops de Halloween

Y si os apetece hacer unos donuts monstruosos a juego con estos divertidos Cake Pops, no olvidéis echar un vistazo al número de Otoño de Sweet Magazine, donde Ana de Tu Medio Cupcake nos deleita con un paso a paso también muy dulce.

boton

Espero que disfrutéis mucho de este Halloween y que lo paséis pipa haciendo estos deliciosos dulces con los más pequeños de la casa. No os olvidéis de compartir este post en vuestras redes sociales, ¡seguro que también sirven de inspiración a vuestros amigos!

Un (terrorífico) abrazo!

 

Melania

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment