La vaina de vainilla: cómo utilizarla en repostería

Vaina de Vainilla 2

29 Abr La vaina de vainilla: cómo utilizarla en repostería

La vainilla es, sin duda, uno de los ingredientes básicos en repostería. Y si bien es cierto que podemos encontrarla en forma de pasta, de extracto o esencia, en polvo… lo mejor del mundo es utilizar una vaina de vainilla fresca de calidad, que aportará el máximo sabor y aroma a nuestras preparaciones.

Vaina de Vainilla 7

Mucha gente utiliza la vaina de vainilla únicamente para aromatizar o infusionar ingredientes, pero se puede aprovechar tanto la cáscara como las semillas para infinidad de cosas. En este post os vamos a contar cómo aprovechar al máximo una vaina de vainilla: cómo abrirla para obtener las semillas y cómo hacer con ella diversas preparaciones que nos servirán para otras recetas.

¿Vamos allá?

 

Cómo utilizar una vaina de vainilla

 

La vaina de vainilla es el fruto de un tipo de orquídea llamado del mismo modo, Vainilla. Existen diversos tipos, pero los más conocidos son la Vainilla Planifolia o vainilla común, procedente de América Latina (sobre todo de México), o la Vainilla ahitensis, procedente de Tahití. Es la única orquídea cultivada con fines no ornamentales, y su fruto, las vainas, reciben este nombre porque cuando los conquistadores españoles la descubrieron en México les pareció semejante a la forma de las vainas de sus espadas, y la bautizaron así.

Vaina de Vainilla 8

Las vainas de la vainilla, repletas de semillas, se recolectan en el punto óptimo de maduración y se sumergen en agua hirviendo. Después se dejan secar al sol protegidas por una techumbre, hasta que se vuelven de color pardo oscuro. En ese punto, se introducen en baúles donde se guardan sin luz durante 8 meses, para que el sabor y aroma se concentre al máximo. En procesos más industriales, las vainas se guardan sumergidas en cristales de vainillina, una sustancia química que les aporta aún más sabor y aroma.

Cuando nos llega a casa, la vaina de vainilla ya está seca y lista para usar. Para disfrutarla de la mejor manera posible, siempre se recomienda separar la vaina de las semillas, realizando un corte transversal a la vaina sin atravesarla completamente, y raspando el interior con el cuchillo para extraer todas las semillas de su interior.

Vaina de Vainilla 2

Para aprovecharla al máximo, normalmente se recomienda en una receta añadir las semillas a los ingredientes sólidos (huevo, azúcar, harina, masas ya hechas…) e infusionar la vaina con los ingredientes líquidos (agua, leche, jugos naturales…).

La vaina, después de haber sido infusionada, podemos lavarla con agua y dejarla secar al aire, para volver a infusionarla en otra ocasión. Así nos puede durar hasta 2 o 3 veces, pero no más, pues con cada infusión y lavado, irá perdiendo su sabor.

También podemos utilizar las semillas y vainas para elaborar otros ingredientes que podemos utilizar en nuestros postres, como el azúcar de vainilla y el extracto o esencia caseros.

 

Cómo hacer azúcar de vainilla

 

Para hacer azúcar de vainilla, simplemente debemos mezclar las semillas de vainilla con cualquier tipo de azúcar que queramos utilizar. Añadimos las semillas al azúcar y con un tenedor, removemos bien hasta que éstas estén sueltas y se hayan integrado bien en el azúcar. Después, conservamos en un recipiente hermético durante al menos 15 días para que el azúcar tome todo el aroma y sabor de las semillas de vainilla.

Vaina de Vainilla 5

La proporción de azúcar por cada vaina de vainilla es de 1kg, para que no quede demasiado fuerte, aunque siempre podemos adaptarla según nuestro gusto personal.

 

 

Cómo hacer extracto de vainilla casero

 

Los extractos más concentrados y naturales, y seguramente los más sabrosos, son los que podemos hacer en nuestra propia casa. Por eso nos gusta aprovechar las vainas de vainilla, todavía frescas y sin usar, para hacer nuestros propios extractos caseros. Para hacer extracto de vainilla, necesitamos:

  • 400 ml. de vodka
  • 4 vainas de vainilla abiertas, sin las semillas

Para prepararlo, hemos de esterilizar una botellita o frasco de cristal de aproximadamente 500 ml. de capacidad. Ponemos dentro el vodka (os aconsejamos NO utilizar uno bueno y comprar cualquiera de los más baratos del mercado, son los que tienen mayor graduación de alcohol y nos irán mejor para hacer extractos) y el ingrediente escogido, y cerramos bien. Dejamos macerar en un lugar oscuro y fresco durante al menos 6 semanas, y pasado ese tiempo, tendremos nuestro extracto listo para utilizar.

Vaina de Vainilla 3

Cuando se vaya gastando, podemos ir añadiendo vodka para rellenar y dejamos macerar nuevamente, así nunca nos quedaremos sin nuestro extracto preferido. Cada vez que lo rellenemos, conviene sustituir al menos 2 de las vainas de vainilla por otras frescas, para que su aroma y sabor no se agote nunca.

Puedes utilizar este extracto en cualquiera de las recetas que te proponemos en el número de Primavera, por ejemplo, en unos cupcakes de vainilla y arándanos con flores comestibles, o en la masa de unos bizcochitos con flores para el día de la madre. ¡Mira cuántas ideas!

4 Comments
  • Iria H.
    Posted at 12:26h, 05 noviembre Responder

    Muy interesante, Gracias por la aportación. Una única cosa… para sacar las semillas el corte al que haces referencia debería ser longitudinal, ¿no? o al menos es lo que se interpreta de la foto que hay después.

    • Sweet Magazine
      Posted at 10:13h, 07 noviembre Responder

      Hola Iria, exacto sí, longitudinal, desde una punta hasta la otra 🙂 Gracias!

  • ezequiel
    Posted at 22:17h, 29 mayo Responder

    hola, tengo idea hacer licor con vainas pero no se cuanto necesitaria para que se sienta el sabor. ,algun dato seria muy util!!!!!!.gracias

    • Sweet Magazine
      Posted at 11:45h, 31 mayo Responder

      Hola Ezequiel!! Con 2-3 vainas por medio litro de alcohol, te quedará bien concentrado. Si lo quieres más suave, prueba con 1 vaina por cada litro de licor 😉

Post A Comment