10 Trucos para hornear un bizcocho perfecto

13 Sep 10 Trucos para hornear un bizcocho perfecto

Ya te hemos contado cómo conseguir un cupcake perfecto y multitud de trucos de repostería, pero nos quedaba el post más importante: teníamos que contarte los trucos para hornear un bizcocho perfecto siempre, pase lo que pase. Con estos trucos de horneado serás capaz de conquistar tus recetas y tu horno, y obtener el bizcocho perfecto en cualquier ocasión.

10 trucos para hornear un bizcocho perfecto

1 . Sigue la receta al pie de la letra.

El horneado de un bizcocho es, en resumidas cuentas, un proceso químico. Combinamos una serie de ingredientes en un orden específico, para causar reacciones químicas entre ellos y obtener el resultado deseado. Por ejemplo, si queremos hornear un bizcocho de mantequilla, un pound cake o las capas de un layer cake, que deben ser suaves, con buena textura y húmedos, es importante mezclar los ingredientes cremosos primero, después los huevos y por último los ingredientes secos poco a poco, alternando con los líquidos. En cambio, si queremos obtener bizcochos con mucho aire y esponjosidad, como un Angel Food o un Sponge Cake, necesitamos batir fuertemente el huevo para que la masa doble su tamaño, incorporando aire para hacer la masa elástica, y después añadir los ingredientes secos sin bajar el volumen. Cada producto de repostería necesita su proceso, así que asegúrate de seguir las instrucciones de la receta al pie de la letra: el orden, las medidas de los ingredientes y el método descrito realmente es importante.

bizcocho-de-limon6

2 . Tu horno será tu mejor amigo.

Siempre escuchamos que debemos conocer nuestro horno mejor que a nosotros mismos. Pero no está de más intentar asegurarnos de que la temperatura esté calibrada correctamente (podemos ayudarnos de un termómetro de horno, siempre es una buena inversión). Como regla general, debemos hornear cualquier masa de bizcocho en la zona central del horno, donde el calor se reparte mejor, y con calor arriba y abajo sin ventilador, para evitar resecar las masas con el flujo de aire. En cuanto al tiempo de cocción, la receta nos dará una idea de cuál debe ser, pero podemos asegurarnos dando un golpecito en el molde para ver si la masa tiembla. En el momento que sea firme, el bizcocho estará horneado. También podemos utilizar la técnica de pinchar un palillo para ver si sale limpio, aunque así podemos resquebrajar el bizcocho.

3 . Utiliza el molde más adecuado.

Si vas a realizar una receta que te pide un molde de 12cm, utiliza un molde de 12cm, o adapta los ingredientes (puedes encontrar tablas de medición y conversiones de cantidades de manera fácil en multitud de blogs). Cada receta está adaptada al tamaño del molde que indica, no lo olvides. También es importante asegurarse de seleccionar un molde de color plata o claro, o en su defecto, si utilizamos un molde oscuro, reduciremos unos 20º la temperatura del horno, ya que el molde oscuro acumula más calor.

Final-1-784x1024

4 . Utiliza ingredientes adecuados y de calidad.

Cada ingrediente tiene multitud de variantes. Uno de los más complicados es la harina, pues cada tipo de harina contiene diferente porcentaje de proteínas (y de gluten). Las harinas para bizcochos tienen que ser las de menos proteínas, sobre todo para los pasteles más ligeros (como el Angel Food). La harina de an tiene elementos más densos, y puede darnos como resultado bizcochos más pesados. También es importante no utilizar harinas de fuerza o con levadura incorporada, pues es mejor añadir la levadura nosotros mismos y controlar la proporción.

5 . Utiliza la cantidad justa de cada ingrediente.

Si no tienes una báscula de cocina, es el momento de comprar una. El peso es la mejor manera de controlar con precisión la cantidad de cada ingrediente que añadimos a la receta. En la medida en que el horneado del bizcocho es un proceso químico, debemos pensar en que la proporción de sus ingredientes tiene mucha importancia y puede hacer que obtengamos un resultado no deseado.

DSC_0014

6 . Lección rápida de química: los ingredientes.

La química básica nos da muchas pistas sobre lo que NO debemos hacer cuando horneamos un bizcocho. Así, sabemos:
– La harina espesa las masas y proporciona gluten, una proteína que da estructura al bizcocho. El gluten se forma al combinar la harina con un líquido y agitarla, así que no debes sobrebatirla, pues producirás más gluten de la cuenta y obtendrás un bizcocho muy pesado.
– Las levaduras como el bicarbonato de sodio o  los gasificantes, producen burbujas de dióxido de carbono, que son atrapadas por el almidón de la masa y se liberan durante la cocción, haciendo que el bizcocho crezca. Si interrumpes este proceso, el efecto será contrario: la masa se hundirá. Es importante no abrir nunca el horno mientras que la masa siga subiendo, sólo debes hacerlo cuando ya haya alcanzado su volumen esperado.
– Las grasas (mantequilla, aceite…) ayudan a retardar la formación de gluten mientras que proporcionan humedad al bizcocho. Esto garantiza una textura tierna, aunque si te pasas, pueden producir también pesadez. Intenta utilizar la medida exacta que indique tu receta.
– El azúcar rompe el gluten, manteniendo la textura tierna y absorbiendo el exceso de líquidos, para mantener la esponjosidad. También se carameliza durante la cocción, enriqueciendo los sabores y ayudando a obtener el característico color dorado de los dulces.
– El objetivo de los huevos es ayudar a las masas en la integración de ingredientes. La yema contiene grasa, así como lecitina, un emulsionante que permite que la grasa y el agua se mezclen mejor, asegurando una textura perfecta.

7 . El enfriado también es importante.

Tan importante como hornear es enfriar los bizcochos, ya que los bizcochos calientes son mucho más delicados y pueden romperse fácilmente. Para mantener su consistencia, enfría tu bizcocho dentro del molde de horneado sobre una rejilla, durante al menos 20 minutos. Después, coloca sobre el molde un plato, dale la vuelta y saca el bizcocho de su molde, dejándolo caer sobre el plato. Si no sale, golpea el molde suavemente o pasa una espátula por los bordes. Ten en cuenta que el secreto para desmoldar fácilmente los bizcochos es engrasar bien el molde antes de hornear el bizcocho, así que hazlo a conciencia.

Bundt Cake de Zanahoria

8 . Aplica el frosting como un profesional.

Para cubrir un pastel con frosting de forma profesional, pon un poco de tu crema en el centro del plato donde servirás la tarta, y coloca la primera capa de bizcocho encima. Esto evitará que el bizcocho se mueva mientras se trabaja. Usa una espátula para nivelar la parte superior, agrega la siguiente capa de bizcocho, y termina cubriendo todo el pastel con una fina capa para sujetar las migas. Deja reposar en la nevera durante 20 minutos, luego retira y cubre el pastel con una segunda capa de frosting más gruesa, empezando por la parte superior y terminando por los lados. Para dar un acabado lo más liso posible, calienta la espátula en agua caliente, sécala con papel de cocina y pásala por la superficie del frosting: obtendrás un acabado liso y uniforme, totalmente profesional.

9 . El fondant decora una tarta, pero…

Si aplicamos un buen frosting y cubrimos una tarta con un fondant bien sellado, conseguiremos una protección para nuestro bizcocho que mantendrá la humedad y la jugosidad del mismo. De todos modos, el fondant no deja de ser una combinación de gelatina, glicerina y azúcar, elaborado en una masa fácil de moldear. A muchas personas no les gusta el sabor del fondant, intenta no abusar de él y utilizarlo únicamente para decorar la tarta, no como ingrediente principal.

10 . Algo a tener en cuenta: el clima.

Sabemos que el clima afecta a nuestra vida en todos los sentidos, ¿alguna vez te has parado a pensar cómo afecta a los bizcochos? En las zonas altas, dado que hay menos presión, los bizcochos suben más rápido, pero también tienden a quedar más secos ya que los líquidos se evaporan rápidamente. También es bueno hornear en días de lluvia, ya que la humedad ambiente evita que los bizcochos se resequen demasiado. Si vives por encima de 3.000 metros, aumenta la temperatura del horno y utiliza recetas con mayor proporción de ingredientes cremosos o líquidos. Intenta tener siempre en cuenta el clima de tu ciudad para adaptar las recetas a él, conseguirás mejores resultados.

 

Siguiendo estos trucos al pie de la letra te aseguramos un bizcocho perfecto en cualquier situación. Ahora sólo te queda controlar y domar tu horno, haciéndote con un buen termómetro de horno, y tus tartas serán PER-FEC-TAS 🙂

¿Y tú, tienes algún otro truco para hornear un bizcocho perfecto? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

No te olvides de compartir este post si te ha gustado… ¡nos alegrará mucho que lo hagas!

 

25 Comments
  • valeria
    Posted at 03:57h, 15 septiembre Responder

    Muchas gracias por los consejos, los aplicare cuando haga mi proximo bizcocho

  • Clover Bakery
    Posted at 12:25h, 15 septiembre Responder

    Un articulo muy interesante. Muchas gracias!

  • Lunitaloca
    Posted at 10:34h, 15 septiembre Responder

    Gracias por estos estupendos consejos. Nunca está de más aprender cosas nuevas para que nuestros bizcochos y postres en general salgan cada vez mejor.

  • sweetmag
    Posted at 11:16h, 16 septiembre Responder

    Gracias a vosotras por leerlos! 🙂

  • mª angeles aliaga ros
    Posted at 07:13h, 17 septiembre Responder

    super interesante y de gran ayuda, siempre he tenido en cuenta las pausas para cocer bien un bizcocho ( cosa de la que algunas amigas se burlan) pero ahora lo entiendo mejor. Gracias

  • Vane
    Posted at 10:20h, 18 septiembre Responder

    Muy bien explicado!!!
    Tenéis una web super interesante. Muchas gracias por todo!!
    Besos!!

  • monica
    Posted at 16:26h, 25 septiembre Responder

    hola! muy bien los consejos merci! he leido q es mejor arriba y abajo sin ventilador? pero y si mi horno no puedo? tenia entendido q siempre era mejor solo abajo y con ventilador? a mi siempre me qdan con panza para arriba de q puede ser? gracias

    • sweetmag
      Posted at 18:55h, 25 septiembre Responder

      Hola Mónica! Los bizcochos mejor sin aire, para que no se resequen y conserven la humedad! 🙂 Lo de la panza (o volcán) puede ser por exceso de temperatura, intenta bajar un poquito la temperatura de tu horno y alargar unos minutos el tiempo de cocción. Luego nos cuentas!!! 🙂

  • Agp
    Posted at 20:43h, 10 abril Responder

    Hola! Me parece interesantisima la explicacion, muchas gracias. Pero tengo una pregunta: una vez que está horneado, se debe dejar el bizcocho un rato en el horno? o se saca inmediatamente?

    • Sweet Magazine
      Posted at 21:48h, 10 abril Responder

      No, una vez horneado debes sacarlo y dejarlo enfriar durante 10 minutos en el molde, y después sobre una rejilla ya desmoldado. Gracias!!

  • SusaJoAb
    Posted at 16:42h, 29 abril Responder

    Buenas tardes,
    Tengo una duda, se puede preparar la masa del bizcocho hoy, dejarla en la nevera bien cerrada y hornearlo mañana???
    Tengo que hacer varios y no me da tiempo a preparar todas las masas mañana.
    Gracias

    • Sweet Magazine
      Posted at 16:50h, 29 abril Responder

      Hola Susa! En principio NO, es aconsejable que si no te da tiempo de hornearlos todos mañana, hagas hoy la mitad de la masa y la hornees, y mañana la otra mitad de la masa y la hornees. Un abrazo!

    • Jose Celano
      Posted at 18:52h, 31 marzo Responder

      Ayer me pasó que horneé dos queques a la vez habiendo precalentado el horno a 180 y el de abajo se hizo bien pero el de arriba no creció tanto. Los dos moldes son de aluminio y tamaño parecido.. Otra pregunta, en mejor usar aceite de oliva, de girasol o mantequilla? Gracias.

      • Sweet Magazine
        Posted at 19:02h, 31 marzo Responder

        Hola José! Es mejor que hornees los bizcochos de uno en uno, los hornos que tenemos en casa no reparten el calor tan bien como para conseguir hornear dos alturas sin problemas. La solución sería ir cambiando las bandejas, pero en el caso de la repostería no es posible ya que al abrir el horno cortaríamos el proceso de levado y el resultado sería una catástrofe aún mayor ^^ En cuanto al aceite o mantequilla, depende un poco de lo que te marque la receta y de tu gusto personal: la mantequilla da mejor sabor, mientras que los aceites consiguen que las masas sean más esponjosas. No importa utilizar aceite de girasol o de oliva, la única diferencia es el sabor que aportan a las masas: el de girasol ni se nota, mientras el de oliva da un sabor más fuerte, también dependiendo de su pureza y concentración. Lo mejor es que pruebes cada uno y elijas el que más os guste en casa. ¡Un abrazo y gracias por comentar!!

  • pauls
    Posted at 23:18h, 21 febrero Responder

    Hola yo tengo un horno pyrolitico fagor con ventilador y no hay manera de hacer un bizcocho en condiciones me puedes dar algún consejo gracias.

  • karina
    Posted at 22:06h, 27 octubre Responder

    buena tarde: me gustaría saber ¿antes de introducir el cupcake con cuánto tiempo de anticipación debo encender el horno ?

    • Sweet Magazine
      Posted at 23:02h, 27 octubre Responder

      Hola Karina! Debes encenderlo con el tiempo suficiente para que cuando metas el bizcocho, la temperatura del horno ya sea la que te marca la receta. Normalmente es suficiente con encenderlo 10-15 minutos antes, o cuando empiezas a elaborar la masa, pero dependerá un poco de tu horno así que te recomendamos que utilices un termómetro de horno para estar segura al 100%. Gracias!!

  • karina
    Posted at 00:43h, 28 octubre Responder

    Muchas gracias, agradezco tu oportuna respuesta.!!Exitos!!! Nunca había tenido una respuesta tan inmediata, !FANTASTICO!!

    • Sweet Magazine
      Posted at 10:48h, 28 octubre Responder

      Claro para eso estamos, cualquier cosa no dudes en volver a escribirnos por aquí 🙂 Gracias a ti!

  • laura
    Posted at 00:24h, 29 noviembre Responder

    consulta! cuando ya todo esta listo, por ej el bizcocho con su relleno, mojadito con su decoracion etc etc, lo dejo en el refrigerador asi no mas? es que si es para el otro dia me da miedo que al dejarlo afuera se heche a perder, y como he leido que queda mas rico dejar todo listo y servirlo al otro dia me gustaria saber eso o puedo decorarlo y rellenarlo el mismo dia y quedara igual?

    • Sweet Magazine
      Posted at 09:18h, 29 noviembre Responder

      Hola Laura! Depende de la temperatura ambiente, pero si hace calor, lo mejor es que lo conserves en la nevera. Si hace más bien fresquito, puedes dejarlo fuera, bien tapado para que no coja polvo ni le caiga nada, y para que no se reseque. Lo ideal es hacerlo el mismo día, pero si lo has de hacer antes, puedes guardarlo en la nevera sin problema, y sacarlo una horita antes de comerlo para que se ponga a temperatura ambiente. ¡Esperamos haberte ayudado!

  • Daysi Peñaherrera
    Posted at 15:55h, 30 marzo Responder

    Hola, me podrían ayudar, Quisiera conocer cuál es la causa de que el bizcocho (zanahoria y avellanas) se hunda en la cara inferior. Mientras horneaba iba todo bien la parte superior, no se bajo, pero al desmoldar el bizcocho di vuelta y encontré que la parte inferior se encontraba hundida.

    • Sweet Magazine
      Posted at 10:36h, 07 abril Responder

      Hola Daysi! Puede ser que la temperatura del horno no fuese la adecuada. Eso, o que los ingredientes no estuviesen bien mezclados y quedase algún grumo o burbuja, son las causas más habituales. También tiene que ver el tiempo de cocción. Piensa que al final hornear es una reacción química, y cualquier factor que no sigas al pie de la letra de tu receta, podría causar problemas en el bizcocho. Pero ánimo, cuando le cojas el truco a los bizcochos y a tu horno, ¡seguro te quedan geniales! Ya nos contarás qué tal 😉 Un abrazo y gracias por comentar

  • Jessika
    Posted at 23:41h, 11 agosto Responder

    Hola buenas tardes. Tengo una pregunta. Como se hace para que el bizcocho no se apelmace. Recientemente me mudé a un sitio muy caluroso y ahora aquí los bizcochos no me quedan esponjosos y últimamente se me estan apelmazando. No se que hacer. ..

Post A Comment