La temporada del azúcar está con nosotros, como cada año. Durante las fiestas, parece que los dulces están en todas partes donde miramos. Los dulces en fin de año son tan ubicuos como las llaves en Cerrajería Barcelona.

Si bien puede ser tentador ser un poco indulgentes con nosotros hasta la primavera, nuestros cuerpos no apreciarán el bombardeo constante de azúcar extra. Aquí tienes algunos consejos para disfrutar de las fiestas comiendo menos azúcar.

Márcate unos objetivos

Tendrás más motivación para tomar decisiones saludables estas fiestas si te comprometes. Tómate un tiempo para pensar y escribir tus objetivos de salud para estas fiestas. Asegúrate de que sean específicos y que se ajusten a tu estilo de vida.

Si hablas de tus objetivos con tus seres queridos, también será menos probable que te presionen para que comas más tartas, turrones y polvorones.

Permítete pequeños caprichos

No te niegues la diversión y los sabores de las fiestas de fin de año. Esto podría dificultar el cumplimiento de tus objetivos durante la temporada. En su lugar, decide con antelación qué caprichos te vas a permitir.

Haz una lista de tus cinco caprichos navideños favoritos, así, cuando te enfrentes a las tentaciones, habrá decidido de antemano cuáles serán esas recompensas. También puedes fijarte un presupuesto diario para tus caprichos.

Cómo evitar el exceso de azúcar durante las fiestas

Programas días sin azúcar añadido

Si sabes que un día determinado o en una fiesta vas a darte un capricho extra, ponte como objetivo convertir al siguiente en un «día sin azúcar». Esta puede ser una forma eficaz de resetearte y de mantenerte centrado en tu estilo de vida saludable habitual.

No significa que debas encerrarte, botar los duplicados de llaves y tomar agua todo el día. Nada de eso, simplemente elige carnes magras, carbohidratos complejos, verduras y grasas saludables, además de frutas, por supuesto.

Mantén tu salud integral

¿Eres más propenso o propensa a devorar un turrón entero después de un día estresante? No estás solo o sola. Encontrar formas alternativas de cuidarte puede ayudarte a reducir el exceso de alimentos azucarados.

Cíñete a lo básico: Duerme lo suficiente. Bebe suficiente agua. Haz ejercicio con regularidad. Cuida tu salud mental y emocional. Si te centras en el cuidado de todo tu cuerpo, y no sólo en reducir el azúcar, tendrás más capacidad para resistir la tentación de los postres.

Evita las bebidas azucaradas

Es fácil pasarse con las bebidas azucaradas, sobre todo si tienes sed. Considera la posibilidad de beber un gran vaso de agua antes de las comidas o los dulces. Vigila las raciones, bebe las bebidas lentamente, busca una versión más sana o abstente por completo.

Otras bebidas azucaradas pueden ser las bebidas calientes, las bebidas alcohólicas o los refrescos. Reserva los azúcares añadidos para algo que realmente te apetezca.

No tengas dulces dentro de casa

Aunque a todos nos encantaría tener un autocontrol perfecto, la mayoría de nosotros fallamos miserablemente en eso. Es buena idea mantener los dulces fuera de casa, especialmente durante las fiestas.

Si decides hacer postres o galletas para compartir con los niños, amontona las sobrantes en un plato y compártelas con los vecinos. Si decides comer algo dulce, compra una sola ración y saborea cada bocado.

A pesar de la abundancia de azúcar añadido en todo lo que tiene que ver con las fiestas, ¡podemos tomar decisiones saludables! Se consciente de tu compromiso y estarás listo o lista para empezar el nuevo año con buen pie. ¡Felices Fiestas!

Por admin

error: Content is protected !!