En la actualidad, es más común de lo que creemos que tengamos algún conocido o familiar intolerante al gluten, así que es importante tener en cuenta que es lo que consumimos a diario, porque aun sin saberlo algunos productos llegan a ser tan procesados que afectan notablemente nuestro organismo. 

En el caso de los postres el uso de harinas y otros productos para la preparación de los mismos pueden contener gluten, es por ello que la alimentación sin gluten es esencial, por lo que hay que fijarse en los ingredientes y en el caso de postres es necesario evitar la harina de trigo, la de centeno, entre otros ingredientes. 

¿Qué es el gluten? 

El gluten es la combinación de proteínas que se encuentra presente en la harina de algunos cereales, como la cebada, el trigo, el centeno, entre otros cereales y ante la presencia del agua estos se adhieren entre sí.

Las personas se ven afectadas por las harinas convencionales por estas dañan principalmente sus vellosidades intestinales, esto afecta la absorción de los nutrientes, por ejemplo las personas que tienen celiaquía no son alérgicos, simplemente son intolerantes al gluten y deben eliminarlo de su dieta completamente. 

El gluten se encuentra principalmente en algunos cereales, sin embargo, no desarrollan gluten las harinas de trigo sarraceno, quinoa, arroz, amaranto y sorgo, entre algunas otras presentaciones. 

Por otra parte, cuando una persona es diagnosticada con celiaquía, es un choque muy fuerte en sus gustos y hábitos de vida, ya que desean seguir comiendo, pan, postres  y bollerias, por consiguiente es importante sustituir la harina de gluten por una sin gluten. 

Las harinas de frutos secos o de legumbres también resultan interesantes para los postres aunque les dará un sabor contundente, por ejemplo la harina de almendra, habas, garbanzos, casta e incluso la de soja. 

Tipos de harinas para postres y dulces sin gluten 

En la actualidad los celíacos o todas las personas que resultan intolerantes al gluten tienen disponible diferentes opciones par continuar disfrutando de sus dulces o postres favoritos, por lo que aquí presentamos algunas harinas para que sigas disfrutando sin renunciar a estos deliciosos sabores:

Harina de trigo de sarraceno: es conocida también como alforfón y es realmente una pseudocereal porque proviene de una semilla.

Harina de avena: en copos o en harina, la avena es libre de gluten desde su origen. 

Harina de arroz: tiene una textura suave, fina y digestiva. 

Harina de tapioca: esta procede de un tubérculo y ayuda a dar esponjosidad a la masa. 

Harina de maiz: es de color amarillo y es reconocida por que es ideal para preparar galletas y bizcochos. 

Harina de quinoa: es un ingrediente de moda y también se puede encontrar molido en algunos establecimientos. 

Harina de coco: absorbe una gran cantidad de líquidos y se recomienda combinar con otras harinas. 

Combinación de harina sin gluten: es una composición especial y listo para usar en cualquier receta.

Finalmente, la alimentación es tan primordial para nuestro bienestar físico y emocional, para ello es importante tener cuidado con lo que consumimos diariamente, así como estamos al pendiente de la seguridad de nuestros espacios bajo la asesoría de un cerrajero profesional, es posible contactar a un nutricionista o experto en salud que nos asesore acerca de cuál es la mejor harina sin gluten. 

Por admin

error: Content is protected !!