Esta delicia de pastel, o tarta o torta, es de  origen Latinoamericano, no se sabe a ciencia cierta a qué país pertenece, ya que es un postre muy popular en Venezuela, México, Colombia, Toda Centroamérica, Bolivia, Perú, Chile, Ecuador, Puerto Rico, y cada sitio se lo atribuye como típico y tradicional de su país.

En los Estados Unidos puedes conseguir este delicioso postre en el menú, tanto si visitas un restaurant mexicano, un colombiano, un venezolano o un dominicano.

Un postre que todos disfrutarán por igual, el maestro, el médico, el cerrajero, los niños, la abuela, todos quedarán fascinados con esta creación.

Este postre consiste en un bizcocho muy esponjoso, bañado con tres tipos de leche: Leche Condensada, Leche Evaporada y Crema de Leche cubierta con un delicioso merengue espolvoreado con canela.

Esta es la versión original, pero existen variaciones en la decoración, ya que  puede que en lugar de merengue, le coloquen fondant o crema chantilly.  También hay quien le coloque dulce de leche (arequipe, o manjar) y también un toque a algún licor como brandy o ron.

La Receta

Ingredientes:

Bizcocho:

1 taza de harina todo uso

2 cucharadas de polvo para hornear

3 huevos grandes separados

1 taza de azúcar

1/4 de taza de leche completa

Crema:

1 taza de crema de leche

1 lata de 12 onzas de leche evaporada

1 lata de 14 onzas de leche condensada

Merengue:

4 claras de huevo

1 taza de azúcar

1 pizca de sal

¼ de cucharadita de cremor tártaro (puedes sustituir con unas gotitas de jugo de limón

Para adornar:

Canela Molida al Gusto

Preparación del bizcocho:

  • Precalentar el horno a 350°F. Engrasar y enharinar una molde para hornear
  • Mezclar la harina y el polvo de hornear. Batir las claras de huevo en el recipiente de una batidora a baja velocidad hasta que se formen picos suaves, por unos 2 minutos.
  • Poco a poco ir agregando el azúcar y continuar batiendo por unos 8 minutos a velocidad media, hasta que las claras se vean brillantes y el azúcar se haya disuelto.
  • Agregar a la mezcla las yemas, uniéndolas con movimientos envolventes, a mano.
  • Agregar la harina cernida y la leche de la misma forma.
  • Verter la mezcla en el molde preparado y hornear de 30 a 35 minutos, hasta que la torta esté ligeramente dorada. 
  • Retirar del horno y despegar el borde con un cuchillo y dejar que se enfríe dentro del  molde por unos 10 minutos.

Para la crema: Mientras se enfría el bizcocho, mezcla la crema de leche, la leche evaporada y la leche condensada.  

  • Luego, con la ayuda de un palillo, pincha la parte superior de la torta, y poco a poco vierte la mezcla de leche sobre la torta. Asegúrate de cubrir bien los bordes y esquinas.
  • Debe de quedar húmeda.  
  • Refrigera por lo menos durante una hora antes de servir.

Para el merengue:

Puedes hacerlo al estilo suizo que es más elaborado, o simplemente puedes utilizar la batidora y batir las claras a punto de nieve y luego mezclar el resto de los ingredientes.

Utiliza este merengue para cubrir totalmente el bizcocho, puedes usar también una manga pastelera para decorarlo a tu gusto, y al finalizar lo puedes espolvorear con canela, y de vuelta a la nevera.

Disfruta este delicioso postre frío.