El postre… ese plato especial que sirven después de la comida principal, y complementa la alimentación de cada día. Muchos dicen que no es necesario, apuntando al tema de la obesidad, pero hoy tenemos buenas noticias para ti.

Ventajas que proporciona la ingesta de postres

Los dulces, aparte de brindar un delicioso sabor a tu paladar, aportan energía y alegran la vida, porque mejoran el humor

Esto es una realidad, al comer un dulce, el cerebro libera las famosas serotonina y endorfinas, lo que genera la sensación de bienestar, como cuando el cerrajero ha reparado tu cerradura y estás seguro en tu hogar… es decir, te sientes feliz.

Sin embargo, recuerda que estos deben ser consumidos con moderación, no es necesario la ingesta de grandes cantidades, porque esto puede ser contraproducente. Combina con una alimentación balanceada y practica deportes con regularidad, notarás la diferencia.

La ingesta de frutas

Una de las mejores alternativas que puedes elegir para el postre, son las frutas. Estas se pueden ingerir en casi cualquier momento del día, así que no solo la puedes comer como postre, también entre comidas.

De preferencia, elige frutas ricas en fibra soluble, uno de los mejores ejemplos es la manzana, ya que está compuesta por elementos que garantizan una mejor digestión y por ende, ofrecen una excelente salud intestinal.

Es probable que en algún momento hayas escuchado que era recomendable ingerir la fruta antes de las comidas, de esta manera podrías tener la sensación de saciedad, sin embargo, no existen estudio que respalde esta afirmación, por lo que puedes consumir las frutas como postre, sin preocupaciones.

Tengo problemas de obesidad… Debo despedirme de los postres

La respuesta es un gran… NO.

No queremos darte falsas esperanzas, la verdad es que si puedes consumir postres, pero debes elegirlos para que no interfieran en tu salud, opta por los que se conocen como dulces sanos, a grandes rasgos, nos referimos a las frutas.

Otra alternativa muy saludable, es el yogur sin azúcares añadidos, y si quieres variar su sabor, puedes combinarlo con tu fruta favorita, así ese ligero sabor dulce va a ser muy positivo para ti.

Por otra parte, si tienes habilidades en la cocina, puedes preparar tus propios postres, con miel o edulcorantes, también existe un tipo de azúcar que se extrae de la fruta, alternativas para la harina de trigo, como la harina de almendras, gelatinas sin sabor o la versión libre de azúcar… Comer sano, ya no es un sacrificio, existen opciones.

Así que, protege tu salud, prefiere postres de excelente calidad nutricional… Un postre, no necesariamente tiene que ser un dulce o alimentos procesados. Estos no los tienes que descartar por completo de tu dieta, pero que la frecuencia de su ingesta sea muy lejana.

Los postres procesados y con mucha azúcar, son deliciosos, pero si tienes problemas de sobrepeso e incluso llegar a la obesidad, el consumo de este tipo de postres puede crear lo que se conoce como resistencia a la insulina, y de este diagnóstico a la diabetes, es solo un paso, así que, a evitar correr estos riesgos innecesarios.

Por admin

error: Content is protected !!