El pudín de chocolate es uno de los postres más deliciosos que existen, y la realidad es que es muy fácil de preparar y no necesitas de muchos ingredientes, pues por lo general, todos los puedes tener en tu despensa.

Y es que claramente un pudín de chocolate no solo lo puedes consumir solo, sino también lo puedes utilizar para preparar tortas frías, como la tradicional marquesa de chocolate, así como también puedes utilizarlo para rellenos de bizcochos, y para decorar cualquier otro postre.

Siempre es un éxito

Y es que el pudin de chocolate, siguiendo una fácil receta, siempre queda bien, no hay manera en que puedas equivocarte con esta receta, que además de fácil, no requiere de mucho tiempo, para estar lista, y con un par de horas de refrigeración, ya lo podrás consumir.

Esta receta puede servir para la elaboración base de muchos postres que sorprenderán a tus invitados en casa, por ello nunca debes dejar de tenerla en cuenta, porque es de esas recetas que te salva de última hora, y es que paras las madres, siempre es importante tener un postre de emergencia, así como se tienen también cerrajeros El Born a los cuales llamar en medio de emergencias.

Porque en el caso de la seguridad de una casa, siempre hay emergencias, cosas que no se pueden resolver fácilmente, y que ocurren en los momentos menos indicados, razón por la cual conviene llamar a los cerrajeros profesionales para que nos ayuden a salir de estas situaciones.

Ingredientes fáciles de conseguir

Para preparar un pudin necesitaras principalmente leche, aproximadamente medio litro, también 150 g  o 3/4 de taza de azúcar, también el chocolate, que puede ser en polvo, 30 g o 1/4 de taza, el cual debe ser de muy buena calidad para obtener un sabor espectacular.

También vas a necesitar fécula de maíz, que es lo que le dará la consistencia al pudin, de la cual con 4 o 5 cucharadas de sopa es suficiente, también 1/4 de cucharadita de sal, 1 cucharada de esencia de vainilla y dos cucharadas de mantequilla.

Todos estos ingredientes se mezclan al inicio, y se llevan a fuego medio y se van removiendo con una cuchara de madera hasta lograr el espesor deseado, una vez listo retira del fuego e incorporar las dos cucharadas de mantequilla para darle brillo al pudin.

Diferentes maneras de servirlo

El pudin de chocolate solo en envases individuales es muy delicioso, pero también lo puedes servir en un recipiente grande y decorarlo con chispas de chocolate, lluvia de maní picado o también galletas trituradas, lo importante es que lo disfrutes un poco frio, para lo cual debes refrigerarlo antes, y luego agregar la decoración crocante, sea galleta, maní, u otros frutos secos.

Recuerda que si lo vas a utilizar como cobertura de algún postre, debes hacerlo antes de que se enfríe; es decir, cuando aun está caliente, así puedes acomodarlo como prefieras, y el resultado será una atractiva capa de chocolate, especial para postres fríos.